Inauguración de la Planta Procesadora de Frutas y Verduras

Inauguración de la Planta Procesadora de Frutas y Verduras en el Banco de Alimentos de Tepatitlán, un proyecto conjunto con los Bancos de Alimentos de  Zapotlanejo y Guadalajara.

El pasado 20 de Febrero se llevó a cabo la inauguración de la Planta Procesadora de Frutas y Verduras en el Banco Diocesano de Alimentos de Tepatitlán dentro del marco del Programa Jalisco Sin Hambre. Jalisco sin Hambre es un proyecto, coordinado por el ITESO, en el que también participan el Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara,
el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), la Secretaría de Desarrollo Social (SEDIS), la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICYT), los Bancos de Alimentos de Zapotlanejo, Guadalajara  y Tepatitlán, empresas como Jabil Circuit, Prosociedad y Amdocs, entre otros actores.
Atender la carencia alimentaria que afecta a 1.3 millones de jaliscienses es el gran objetivo del proyecto Jalisco Sin Hambre. Además se pretende mejorar la logística para la recolección, conservación y distribución del producto que se desperdicia en la entidad y que recuperamos los bancos de alimentos de Zapotlanejo, Guadalajara, y Tepatitlán. El proyecto es coordinado por el ITESO. Jalisco recibió 20 millones de pesos por parte del Fondo Mixto (Fomix) del CONACYT, para la elaboración y desarrollo de éste proyecto.
La Planta Procesadora, tiene la finalidad de prolongar la vida útil de frutas y verduras, que rescatamos los Bancos de Alimentos participantes en este proyecto, con lo que se pretende reducir hasta 60 por ciento la merma de los alimentos que recibimos estos  bancos de alimentos.
Los alimentos serán transformados en purés y concentrados sin conservadores, lo que les dará más tiempo de vida sin necesidad de refrigeración. Nuestro proyecto transforma el modelo de operación de los bancos de alimentos de Jalisco, para pasar de ser instituciones de asistencia y promoción humana a Bancos orientados a la superación activa de la pobreza por parte de sus beneficiarios.